Seis Sombreros para Pensar Edward de Bono


          ( Resumen del libro “Resumen del libro “Seis sombreros para pensar” por Edward de Bono Six thinking hats )

LUZ ESPERANZA DEL IBEROAMERICA ® Flower Therapy Essences Argentina

Para Edward de Bono el pensamiento es el recurso máximo del ser humano y considera que la principal dificultad que tenemos las personas al pensar, surge de intentar confrontar al mismo tiempo con las emociones, la información, la lógica, la esperanza y la creatividad.

Seis sombreros para pensar es entonces una técnica que propone ayudarnos a conducir nuestro pensamiento, dirigir nuestra atención y abordar cualquier problemática desde distintas perspectivas no excluyentes.

Cada sombrero tiene un color que le da nombre. Ponerse un sombrero implica representar un rol con un cierto tipo de pensamiento bien definido, ya sea en una conversación, en una discusión, en un proceso de análisis para la toma de decisiones, en una reunión de trabajo, etc.

La metáfora de los seis sombreros se utiliza para conseguir que todos los pensadores miren en la misma dirección al mismo tiempo.

Algunas preguntas que responde Seis sombreros para pensar: 1. ¿Es posible mejorar la eficacia del pensamiento? 2. ¿Cuál es el pensamiento reactivo y cuál el creativo? 3. ¿Cómo hacer para desarrollar el pensamiento creativo? 4. ¿Por qué el hecho de representar un papel es tan beneficioso para estimular el pensamiento?

Sombrero Blanco: Se ocupa de hechos, cifras, información objetiva.  Sombrero Rojo: Da el punto de vista emocional. Sombrero Negro: Brinda los aspectos negativos, por qué algo no se puede hacer. Sombrero Amarillo: Es optimista, esperanzado y cubre el pensamiento positivo.  Sombrero Verde: Indica creatividad e ideas nuevas. Sombrero Azul: Se ocupa del control y organización del proceso de pensamiento y de los otros sombreros.

Para Edward de Bono pensar es una habilidad operativa que, como cualquier otra, se puede mejorar. Uno delos objetivos principales de la técnica de los seis sombreros es desarrollar habilidades para pensar. «Ser un pensador», como él lo denomina, no implica tener razón constantemente, ni ser inteligente, ni resolver todos los problemas siempre. Ser un pensador requiere ante todo tener la intención de serlo, querer lo fuertemente. Y éste es para de Bono el primer paso que debemos llevar a cabo. Para el autor la práctica de los seis sombreros para pensar ofrece algunas ventajas como son:

Aprender a dirigir la atención: Salir del pensamiento automático (reactivo), aquel menos consciente, del tipo caminar-hablar-respirar, que sirve para cumplir con las rutinas diarias y reaccionar frente a ciertos estímulos y pasar al pensamiento deliberado (creativo), aquel que se utiliza para hacer mejor las cosas, para elegir nuestras respuestas activamente y generar propuestas.

Representar un papel: La técnica de los seis sombreros nos permite representar el papel de un pensador y al mismo tiempo descomponerlo en seis diferentes roles con seis tipos de pensamiento diferente, dejando nuestro ego protegido por el rol y a nuestro pensamiento libre de los mecanismos defensivos del ego. Los sombreros nos permiten en tanto «personajes» pensar y decir cosas que de otra manera no nos arriesgaríamos a manifestar. Cambiamos de sombrero, cambiamos el personaje ,cambiamos el tipo de pensamiento.

Conveniencia: El simbolismo de los seis sombreros nos permite crear un código para expresar la necesidad de que alguien -incluso nosotros mismos- cambiemos nuestra perspectiva o la manera de abordar algún problema. Podemos por ejemplo pedir a nuestro interlocutor que nos brinde una respuesta más emocional o que deje de ser crítico a través del cambio de sombrero.

Reglas de juego: Los seis sombreros establecen unas ciertas reglas para el «juego» de pensar, que son relativamente fáciles de aprender y de enseñar y que nos alejan de la costumbre típicamente occidental de la argumentación y la dialéctica y nos acerca a un tipo de pensamiento más creativo orientado a producir propuestas más que a ver quién tiene la razón.

LUZ ESPERANZA DEL IBEROAMERICA ® Flower Therapy Essences Argentina

El sombrero Blanco (ausencia de color, virgen, hechos puros, números e información)

El propósito del pensamiento es ser práctico. Se ocupa de pedir que las cifras y los hechos se expongan objetiva y neutralmente. Obliga al pensador a separar el hecho de la interpretación. No da opiniones propias, puede informar la opinión de alguna otra persona. El pensamiento de sombrero blanco es una dis-ciplina y una dirección. Desarrolla la actitud de un observador científico o de un explorador que toma nota de los datos sin intención alguna de darles otro uso. Si pensamos en el blanco nos sugiere papel. Cuando se pone el sombrero blanco todos se centran en la información. No se trata de que una persona diga algo y otra no esté de acuerdo, lo importante con este sombrero es la información. La información puede variar, desde hechos puros y contrastables, hasta información como rumores y experiencia personal. Si se dan informaciones en paralelo se comprueban ambas versiones de forma paralela, es importante saber cuál de las dos es cierta y se hace un esfuerzo para descubrirlo. Las personas se centran en indagar un asunto y presentar la información disponible; ya no se trata de buscar solo la información que encaje con tu punto de vista.

El sombrero Rojo (emociones, sentimientos, presentimientos, intuición)

Permite decir «Así me siento respecto de esto» Legitima la expresión de las emociones y los sentimientos como parte del proceso del pensar. Permite al pensador entrar y salir del modo emocional de una manera más fácil y rápida. Permite explorar los sentimientos de los demás cuando se les solicita un punto de vista de sombrero rojo. No justifica los sentimientos a través de la lógica. Caben aquí los presentimientos, intuiciones, sensaciones, preferencias, y sentimientos estéticos. Cuando decimos rojo lo que nos viene a la mente es fuego, calor, pasión. Pues el sombrero rojo funciona en esa línea, representa las emociones, los sentimientos. Normalmente se supone que las emociones no deben interferir en nuestro pensamiento, aunque es evidente que es difícil conseguir esto, las emociones siempre están implicadas, lo que sucede es que solemos disfrazarlas con lógica. Cuando llevas el sombrero rojo no es necesario justificar tus sentimientos, simplemente los expresas. Lo que suele suceder es que en muchas ocasiones las razones que se encuentran tras nuestros sentimientos no las conocemos, y por eso la gente no expone sus sentimientos, ya que no puede explicarlos. Aquí no hay que dar explicaciones. Y también tenemos la intuición. La intuición se puede basar en la experiencia en un campo. Hay  algunas áreas en las que se han tomado decisiones basadas en la intuición porque no hay otra forma de hacerlo, en estos casos la intuición juega un papel fundamental. En otras ocasiones es, simplemente, factor a tener en cuenta.

El sombrero Negro (abogado del diablo, enjuiciamiento negativo, razón por la que no resultará)

Señala lo que está mal, lo incorrecto o equivocado, muestra las imperfecciones. Señala por qué algo no va a funcionar Muestra los riesgos y peligros. No es argumentación y no se la debe considerar como tal. Puede señalar errores en el proceso de pensamiento o en el método mismo. No debe ser utilizado para encubrir sentimientos negativos que debería utilizar el sombrero rojo. Representa el pensamiento crítico. El pensamiento crítico es juzgar: esto está bien o está mal. La argumentación y el pensamiento occidental se fundamentan en este sombrero. Probablemente es el más útil de todos; evita que hagamos cosas incorrectas, ilegales o peligrosas. El sombrero negro puede señalar peligros, equivocaciones o problemas en potencia. Puede usarse de diversas formas: para indicar un error de lógica, para indicar una información incorrecta, para indicar equivocaciones y puntos débiles, para señalar que algo no encaja, para indicar un inconveniente… En general el sombrero negro cubre todos los aspectos de la precaución.

El sombrero Amarillo (luz de sol, brillo y optimismo, positivo, constructivo, oportunidad)

Es optimista y positivo. Se ocupa de la evaluación positiva. Indaga y explora en busca de valor y beneficio. Es constructivo y generativo. Es práctico, se ocupa de hacer que las cosas ocurran, de él surgen propuestas y sugerencias. Permite visiones y sueños. No se ocupa ni de la euforia positiva (sombrero rojo) ni de la creación de nuevas ideas (sombrero verde). Con el sombrero amarillo buscamos los valores, los beneficios, las razones por las que algo ha de funcionar. Al contrario que el sombrero negro, el amarillo está prácticamente olvidado en nuestra cultura. Estamos muy dispuestos a encontrar faltas, pero no a descubrir los valores. Hay que desarrollar la sensibilidad a los valores. Sin esa sensibilidad la creatividad es una pérdida de tiempo. Veamos cómo funciona; supongamos que hay una persona que está muy en contra de una idea propuesta. Con el sombrero negro señalará las desventajas de la idea. Pero cuando cambiamos al sombrero amarillo todos deben buscar los valores, se reta a todos los pensadores a encontrar un valor; si el mundo puede ver las ventajas ¿por qué tú no?

El sombrero Verde (fertilidad, crecimiento, creatividad, movimiento, provocación)

Es creativo. Busca alternativas. Va más allá de lo conocido, de lo obvio y lo satisfactorio. Utiliza técnicas de provocación para salir de pautas habituales de pensamiento. Cuando pensamos en verde nos viene a la mente vegetación, crecimiento, energía. Pensemos en la energía creativa. El sombrero verde es el sombrero productivo, generativo y creativo. Pide ideas, alternativas, posibilidades y diseños. Es una invitación a la creatividad. Bajo el sombrero verde hay un momento, un lugar y una expectativa para el pensamiento creativo. Todo el mundo se siente desafiado y “puesto en un aprieto”. Se espera que haga un esfuerzo creativo y que contribuya. Lo interesante de este sombrero es que personas que nunca se habían considerado creativas de pronto realizan un esfuerzo creativo y descubren que son mucho más creativas de lo que imaginaban.

El sombrero Azul (moderación, control, director de orquesta)

Piensa acerca del pensamiento necesario para indagar el tema. Propone el uso de los otros sombreros. Dirige la orquesta. Define temas, establece el foco, define los problemas, elabora preguntas .Ofrece la visión global, realiza las síntesis y las conclusiones. Asegura que se cumplan las reglas de juego. El sombrero azul es como el director de orquesta. Su papel es organizar a los otros sombreros y al pensamiento. Está relacionado con el proceso de control. Tiene dos funciones principales: al principio define el propósito. Todo el mundo puede participar en esta discusión con sugerencias y opiniones aunque es la persona que dirige la sesión quien finalmente toma la decisión. La segunda función es establecer la secuencia de sombreros que se va a seguir, aunque se pueden realizar pequeños cambios según lo pida la propia reunión. Éste puede ser un tema de discusión. Al final el sombrero azul tiene una función importante, organiza el resultado, el resumen, la conclusión ¿qué hemos conseguido? Por tanto, el sombrero azul al principio y al final es como dos sujeta equilibrios que sostienen el pensamiento ¿para qué estamos aquí? ¿qué hemos conseguido? Aunque este sombrero invite a la discusión y a las sugerencias la decisión final la toma el que dirige la reunión, el líder del grupo.

LUZ ESPERANZA DEL IBEROAMERICA ® Flower Therapy Essences Argentina

Con los seis sombreros se consigue un pensamiento paralelo que sustituye a la guerra de la argumentación. Este pensamiento paralelo requiere que todos los pensadores lleven el mismo sombrero y miren en la misma dirección. Los sombreros suponen un modo rápido de cambiar de pensamiento, y hacen que todos los presentes en la reunión miren desde los distintos puntos de vista, evitando así que cada miembro adopte una postura única —- Fuente: Scribd.com “Resumen-Seis-Sombreros-Para-Pensar”

https://i0.wp.com/original21.com/assets/headlines/18/med/enlightenment1.jpg

LUZ ESPERANZA DEL IBEROAMERICA ®  by  MONICA GOMEZ

Tel: oo54 115872  1187 – Bs As. Argentina – México DF.

E-mail: luz_esperanza_iberoamerica@yahoo.com.ar

México: luz_esperanza_iberoamerica2007@yahoo.com.mx

WordPress: https://luzesperanzaiberoamerica.wordpress.com/feed

Facebook: http://es-la.facebook.com/LuzEsperanzabella – Poder ayudar a otros es un Acto de Amor

Follow us on Twitter: @luzesperanzaibe  Tel: oo54 115250  3336  Skype: luz_esperanza2007

***Comparte nuestro espacio con tus amig@s. Nos vemos pronto. Gracias!***

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s