Preparados para una nueva relación?


Pasar una temporada a solo/as después de una ruptura es positivo porque permite cerrar heridas, desengancharse de la antigua pareja y reflexionar acerca de cómo te gustaría que fuera tu nueva relación.
Es un buen punto de partida si estás dispuesto/a a superar barreras y creencias que te limitan.

No lo es cuando consideras que tus experiencias previas te han condicionado demasiado, que prefieres quedarte en casa antes de volver a sufrir o que es imposible encontrar a tu pareja ideal. Si tomas la decisión de volver a intentar, ¡enhorabuena! antes, ten en cuenta una serie de aspectos que te ayudarán a elegir mejor y evitar sufrimientos innecesarios

.1. Piensa en el futuro. ¿Qué tipo de relación te gustaría tener? Podría ser una amistad íntima sin compromiso, pero también una pareja estable con la que formar una familia. Son dos puntos de partida muy diferentes y es importante que sepas qué es lo que quieres, cuál es tu proyecto de vida.

2. Ahora, repasa el pasado. ¿Qué aspectos de tus anteriores relaciones te han hecho sufrir? ¿Qué actitudes o tipos de personas no te convienen? ¿Qué es lo que no estás dispuesta a tolerar o a repetir?

3. Cuando ya sepas que no deseas, rememora los aspectos positivos de tus relaciones anteriores: ¿Qué echas de menos? Estar con alguien a tu lado,o alguien que realmente sepa escuchar. Enumera las virtudes de tus anteriores relaciones y parejas, aquello que te gustaría volver a vivir.

Wordpress: http://luzesperanzaiberoamerica.com/

http://luzesperanzaiberoamerica.com/ Estan preparados para un nuevo amor

4. Es posible que al hacer esa lista te asalten la tristeza, la nostalgia e incluso el temor de no volver a encontrar una persona que te quiera de verdad. Está bien, no huyas de las emociones intensas. Respira hondo, deja que te atraviesen y no luches contra ellas, no te juzgues ni critiques.

5. Bien. Ahora ya sabes qué es lo que no quieres, y también lo que sí quieres. Incluso has dejado que los recuerdos dolorosos afloren a la superficie y con ello se vuelvan más dulces y menos incómodos.

6. Da rienda suelta a tu voz interior y escribe en una hoja lo que deseas para ti en una nueva relación de pareja. Déjate llevar. La vida tiene sus propias ideas al respecto. Piensa sobre todo en las cualidades que te gustaría encontrar en tu nuevo compañero/a, y que el destino se encargue de detalles como su altura, profesión o color de sus ojos. Por ejemplo, que te resulte físicamente atractivo/a, que sea una persona generosa, que cumpla su palabra.

7. Incluye en la lista las cualidades negativas, para tener en claro que no son negociables y que jamás vas a volver a pasar por ahí. Puedes decirte a ti mismo/a “nunca más una persona que me haga sentir inseguro/a con su actitud hacia mí” o “que critique mi físico”. Y después, comprométete contigo mismo/a a cerrar la puerta a ese tipo de actitudes.

8 La visualización es una herramienta muy poderosa para crear una imagen mental de lo que queremos. El cerebro nunca distingue si la “película” está sucediendo en la realidad o en la imaginación. De modo que visualiza algo placentero, tu organismo generará hormonas del bienestar que te harán sentir mejor. Además, la sensación penetra en la mente subconsciente, que es donde habitan creencias como “no merezco”, “no va a salir bien” o “nunca encuentro lo que busco”.

LUZ_wp

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s